Refresco de antaño

Antiguamente, cuando llegaban los segadores de los prados muertos de sed, se les tenía preparado un refresco: agua de la fuente más fresca del pueblo, un chorro de vinagre y azucar al gusto.


En vez de vinagre ¿no sería mejor con vino?. Al menos así lo he visto y tomado yo.


Navegación
Herramientas personales