A tapar la calle

Este juego consistía en cogernos todos de la mano con los brazos extendidos y, cómo dice la canción, impedir el paso por el camino o la calle a todos los que con nosotros se cruzaban. Subiendo y bajando por la calle cantábamos esta canción:

“A tapar la calle
que no pase nadie
que pasen mis abuelos
comiendo mijuelos
*tortillas amarillas
que se pongan de rodillas”.

* En otros lugares se añadía desde el asterisco:

Que pase una señora
con bata de cola
que pase una criada
comiendo ensalada
tortillas amarillas
que se pongan de rodillas
tortillas encarnadas? …
(no recuerdo el final.)

A las personas “de confianza” las deteníamos y rodeábamos impidiéndolas el paso, si era alguien “respetable” nos hacíamos a un lado. En la última estrofa: “que se pongan de rodillas” nos arrodillábamos en el suelo y se volvía a empezar.


Navegación
Herramientas personales